Vidal ganó la batalla de Barcelona: por qué Messi, Setién y la hinchada visaron su continuidad

El «King» de San Joaquín volvió a ser titular en la victoria sobre el Athetic de Bilbao, el club catalán se decidió a transferir al brasileño Arthur a la Juventus y así se despeja el enigma sobre su futuro en Europa.

Dos situaciones clave demostraron ayer que el futuro de Artiro Vidal parece ya resuelto, y a su favor, en el Barcelona. En la victoria 1-0 sobre el tozudo Athletic de Bilbao, el entrenador Quique Setién le dio la titularidad por tercera vez en los cuatro partidos jugados después del receso por la pandemia, mientras en la misma jornada la Juventus confirmaba la incorporación de otro crack catalán, el brasileño Artur, por la increíble suma de 80 millones de euros, pagados en tiempos de plena crisis mundial.

A despecho de sus detractores y de quienes ensalzan algún comportamiento difuso suyo fuera de la cancha, el «King» ha debido librar una batalla demasiado ardua para imponerse en un equipo de estrellas y convencer al desfile de técnicos recientes y a una prensa que no termina de descifrar su estilo en la cancha.

Una reciente nota del prestigioso diario El País de España construye con tono editorial un perfil del jugador de San Joaquín, destacando que «Arturo Vidal da consejos económicos -invierte en bitcoin y tiene más de 18 propiedades en su país-, y se divierte con los coches de lujo y los caballos de carrera. Y, según él, no reniega de su pasado. ‘Soy del pueblo. Soy de uno de los barrios más pobres de Santiago. Y hoy puedo decir que soy lo que soy gracias a la gente que se crio conmigo y vivió lo mismo que yo’, concluye Vidal. Más o menos con su historia en la memoria, de lo que Arturo Vidal no se olvida es de su rol en el campo. En sus inicios en el Colo Colo y en el Bayer Leverkusen, en gigantes como la Juve y el Bayern Múnich, y en el Barça de Leo Messi,Vidal es vitamina. Y lo fue siempre».

VER EL GOL

http://espndeportes.espn.com/video/clip/_/id/7078932

También parafrasea a Guardiola cuando lo simbolizó como un guerrero confiable: “Si fuera a la guerra, definitivamente llevaría a Arturo conmigo. Es un tipo agradable y extremadamente competitivo, así como un verdadero hombre de vestuario. En Bayern nos dio cosas que no teníamos, ve el fútbol de cara. A Vidal le das una patada en el pecho y siempre pone la cara”, lo elogió Pep Guardiola, que lo entrenó en el cuadro de Baviera. Al hoy técnico del City no le incordiaba el caos de Vidal. Lo mismo le sucedía a Ernesto Valverde en el Camp Nou: “Arturo Vidal no es ordenado, pero esa es su virtud”.

El diario español cree que Vidal no cambiará de club tras esta temporada, porque «Quique Setién lo mandó al campo desde el inicio en su primer partido en el banquillo del Camp Nou ante el Granada. Hasta el parón por la covid-19, el chileno alternó titularidades con suplencias. Presente, sin embargo, en los duelos decisivos como ante el Madrid y el Nápoles. Tras el regreso de LaLiga, Setién apostó por Vidal en dos de los tres encuentros. “Tiene energía positiva”, dice el preparador cántabro. También tiene gol: siete dianas en nueve remates a portería», subraya El País.

Para confirmar lo que parece evidente, Vidal jugó los 90′ en el trabajoso triunfo sobre el Bilbao y estuvo cerca de anotar el segundo gol, reiterando las virtutes de su tremendo despliege físico y la versatilidad táctica para hacer la reconversión entre el característico «edecán» de Messi y un delantero que aparece en el área con el fuego de su empuje. Al fin, Barcelona y Real Madrid siguen mano a mano por el título de LaLiga, en tanto el chileno transmite un mensaje del que también se hace eco El País: «Con contrato en el Barcelona hasta 2021, ya no se habla de un posible traspaso de Arturo Vidal en el próximo mercado. El chileno se quiere quedar en el Camp Nou y en la secretaría técnica del club no ven con malos ojos que finalice su vínculo. Lo quiere el vestuario, lo quiere el entrenador y lo más importante: lo quiere Leo Messi».