(VIDEO) Ñublense le congeló la sonrisa y puso en riesgo el liderato de la U

El equipo chillanejo rescató el empate 0-0 en el Nacional con un férreo ordenamiento defensivo, frenando el avance de los azules para evitar el asedio de Coquimbo y Católica en la tabla.

Por CAMILO REY / Fotos: ANFP

En la semana del 97º aniversario de su fundación, la U llegó presionada a buscar una revancha tras su primera derrota del torneo, a la vista del amenazante avance de Coquimbo y Universidad Católica en la vanguardia de la tabla. Los 13 puntos de distancia con Ñublense, así como las diferencias de plantel, podían garantizar una faena cómoda, pero los chillanejos se blindaron tácticamente para no facilitar la “fiesta” azul y terminaron congelando la sonrisa del líder con un 0-0 de alto vuelo.

Desconfiado de lo que hizo su equipo en el Clásico, el DT Álvarez volvió a la línea de cuatro atrás y sumó a Mateos para reforzar a la lucha de Díaz y Poblete en un mediocampo de mucho agrupamiento. El partido comenzó con dureza en las marcas y una volea de Marcelo Díaz en el travesaño cuando recién iban dos minutos de acomodo en la cancha.

Luego, la lesión muscular del portero Nicola Pérez fue un golpe inesperado para los “rojos”, que debieron recurrir a Diego Tapia –un suplente de lujo- para la emergencia. Sin embargo, en ese trajín de media hora, la U no lograba sorprender con el despliegue repetitivo de Guerrero y los laterales, mientras que a Ñublense tampoco le complicaba recuperar el balón con el copamiento eficiente del mediocampo.

A esa altura, era evidente la apuesta defensiva de uno y la intención de los azules, apostando a un esquema matizado por tres volantes defensivos para generar, sin éxito, mayor elaboración y variantes de juego.

A ratos, Ñublense defendía hasta con 9 en su campo, aunque también aventuraba en el arco contrario: por ejemplo, a los 40’ un zurdazo de Rivera llegó a los guantes de Castellón. También el gol lo tuvo Palacios a los 45+2’, cabeceando libre en el área, directo a las manos de Tapia. Y en un final vibrante del primer tiempo, Bayron Oyarzo regaló una jugada “maradoniana” esquivando rivales hasta enfrentar el arco de la U con un zurdazo que salvó el travesaño.

¿EL MEJOR PARTIDO DE LA U?

Si ya era atractivo tácticamente, el partido sumó voltaje en el segundo tiempo. Al minuto, un remate bajo de Sosa exigió a Castellón y, enseguida, un frentazo de Fernández lo desvió Tapia. A los 57’ otro derechazo de Sosa dio en el poste izquierdo.

Con mayores espacios por el cansancio y la flexibilización de las marcas, el juego se hizo vistoso, con más errores y algunas simulaciones infaltables, como las que distinguen a Leandro Fernández. La U metió a Sepúlveda y Pons para resfrescar piernas y someter a un rival que se fue desgastando. Incluso, a los 63’, Hormazábal anotó tras off side sancionado por el árbitro, reflejando el predominio que acentuaban los universitarios.

En esa dinámica, la U presionó sin tanta elaboración, a menudo tirando centros o pelotazos para forzar algún error y pudo anotar a los 52’ con un tiro libre de Sepúlveda desviado por Tapia. A los 82’ el mismo Sepúlveda golpeó con el pie en la cara a Cerezo y, pese al sangramiento evidente, Carvajal sólo mostró amarilla. En un nuevo intento, casi desesperado, Álvarez puso a Assadi para abrir brechas frente a un muro chillanejo que ya mostraba ciertas fisuras por el agotamiento.

El final resultó electrizante, con un ida y vuelta repetido sobre los arcos y la U desatando un ataque masivo que, es claro, le expuso al contragolpe visitante.

En rigor, el 0-0 inamovible premió la disciplina táctica de Ñublense para jugar sus cartas a un sistema defensivo que aplicó con éxito, respaldado por un arquero formidable como Tapia. Y, esta vez, a la U se le congeló la sonrisa, porque no siempre dispone de variantes ni de una figura que le saque de las confusiones colectivas en la cancha, aunque el “profesor” Álvarez trate de convencer a los hinchas más críticos de que “el equipo jugó uno de sus mejores partidos del torneo”…

Ñublense les cerró el camino a los laterales azules, una de las armas ofensivas de la U.

PORMENORES

Campeonato Nacional, fecha 14.

Estadio: Nacional.

Árbitro: Rodrigo Carvajal.

Público: 40.067 espectadores.

Universidad de Chile (0): G. Castellón; F. Hormazábal, F. Calderón, M. Zaldivia, M. Morales, I. Poblete, M. Díaz, F. Mateos; M. Guerrero, C. Palacios, L. Fernández. DT: Gustavo Álvarez. Cambios: 46’, M. Sepúlveda por Poblete y L. Pons por Palacios; 75’, L. Assadi por Guerrero.

Ñublense (0): N. Pérez; C. Labrín, R. Caroca, O. Bosso; B. Cerezo, L. Reyes, M. Rivera, G. Campusano; B. Oyarzo, G. Graziani, I. Sosa. DT: Mario Salas. Cambios: 26’, D. Tapia por Pérez; 68’, P. Sánchez por Graziani; 80’, M. Plaza por Sosa.

Tarjetas amarillas: Caroca, Labrín, Tapia, Sánchez, Reyes (Ñ), Sepúlveda (U).

Mira aquí el resumen del encuentro (gentileza de TNT Sports):