(VIDEO) O’Higgins goleó a la U en el duelo de los peores

Tras un primer tiempo desastroso, los rancagüinos mejoraron un poco y se encontraron con una defensa desordenada y deficiente y un arquero que no atajó nada. Los azules, en cambio, no levantaron nunca su nivel y se quedaron con un vergonzoso 2-5 y una cuarta derrota consecutiva.

Por JULIO SALVIAT / Foto: AGENCIAUNO

Hay partidos que resultan malos porque las condiciones de la cancha son deplorables. O porque el calor es excesivo… Éste no fue el caso: el piso de Santa Laura no es como mesa de billar, pero está apta para el juego, y el frío invitaba a correr.

Si el primer tiempo fue malo se debió a que Universidad de Chile y O’Higgins eran -junto con Curicó Unido- los peores equipos de la segunda rueda. Y aunque uno cambió su sistema de juego y el otro tiene entrenador nuevo, ninguno se sobrepuso en ese lapso a los pobrísimos niveles que venían demostrando.

Era como para pensar que por suerte nadie pagó entrada para ver semejante bodrio.

El segundo tiempo, en cambio, resultó entretenido. Un equipo, la U, siguió jugando muy mal, pero anotó dos goles. Y el otro, O’Higgins, mejoró un buen poco y metió cinco. Siempre es un manjar un partido con siete goles.

De este modo, el duelo de los peores se definió merecidamente a favor de los rancagüinos con una goleada que nadie esperaba, pero que respondió a los desaciertos de una defensa desastrosa, a la ineficacia de un arquero que nada atajó, a un mediocampo sin un mínimo de idea de cómo defender y atacar y a un ataque inoperante.

Ocho fechas estuvo O’Higgins sin ganar, y ya miraba con preocupación lo cerca que estaba el precipicio del descenso. Tres derrotas consecutivas contabilizaba Universidad de Chile, y todavía miraba con algunas ilusiones la posibilidad de meterse entre los punteros. Ahora el panorama es distinto: los azules ya no saben qué hacer y vislumbran que ni siquiera llegarán a las copas de consuelo, mientras los rancagüinos sonríen soñando con días mejores.

La ausencia de Matías Zaldivia resultó decisiva para el desastre del Chuncho. Desde que llegó, el argentino nacionalizado se convirtió en el pilar más firme de una defensa que descolló por su efectividad. Ya en los últimos partidos el ex colocolino había mostrado problemas físicos, y el rendimiento del bloque decayó. Pero ahora quedó muy a la vista que Nery Domínguez y Luis Casanova son, sin Zaldivia, un peligro. El trasandino sólo sabe despejar; con la pelota es un desastre. Casanova se ha desordenado mucho y reiteró que no es tan eficiente cuando tiene que formar en línea de cuatro.

Tiene también la U un problema grave en su mediocampo. Alguien tendrá que explicar qué les pasa a Emmanuel Ojeda, Israel Poblete y Federico Mateos, que saben jugar y no lo demuestran. Y alguien también tendrá que decidir qué hacer con los “niños-maravilla”, que cada vez son menos niños y menos maravilla. Darío Osorio marcó un golazo, pero en el balance general siguió al debe. Lucas Assadi entró a protagonizar la remontada y sólo fue observador de la goleada en contra.

Si a eso se agrega que los laterales estuvieron frenados en su sector y mostraron debilidades en la marca y que sus dos atacantes nunca tuvieron posibilidades de rematar al arco contrario, queda dibujado lo que fue la U en la soledad del estadio hispano.

O’Higgins tuvo, al menos, algunas piezas valiosas. La defensa marcó con eficiencia, al medio estuvo Pedro Pablo Hernández para ordenar el juego, tuvo un lateral de mucho vaivén, como Fabián Hormazábal, un volante con frecuente llegada, como Martín Maturana, y dos delanteros directos y certeros, como Brian Blando y Facundo Castro.

Unión La Calera aparece muy amenazador en el horizonte de la U. O’Higgins, en cambio, puede ahora mirar por encima del hombro a Deportes Copiapó.

La defensa azul fue un desastre y el arquero Campos no atajó una pelota en todo el partido: todas fueron goles / Foto: PHOTOSPORT

PORMENORES

Campeonato nacional, fecha 20.

Estadio: Santa Laura.

Público: castigado.

Árbitro: Juan Sepúlveda.

Universidad de Chile (2): C. Campos; Y. Andía, N. Domínguez, L. Casanova, M. Morales; I. Poblete, E. Ojeda, F. Mateos, D. Osorio; L. Fernández y N. Guerra. DT: Mauricio Pellegrino. Cambios: 70’, L. Assadi por Poblete; 78’, C. Palacios por L. Fernández y V. Fernández por Morales; 88’, Jeison Fuentealba por Mateos.

O’Higgins (5): I. González; F. Hormazábal, M. González, D. González, J. Fuentes, A. Díaz; C. Castillo, P. P. Hernández, M. Maturana; F. Castro y B. Blando. DT: Juan Manuel Asconzábal. Cambios: 82’, P. Navarro por Hernández, A. Castillo por Blando y C. Moya por Castro; 90’, B. Rabello por Maturana y N. Thaler por D. González.

Goles: 60’ y 64, cabezazo, Brian Blando (O’H); 67’, Darío Osorio (U); 71’, Facundo Castro, cabezazo (O’H); 87’, Antonio Díaz (O’H); 90+3’, Castillo (O’H); 90+6’, Jeison Fuentealba, penal (U).

Tarjetas amarillas: Poblete, Osorio, Domínguez, Morales y Ojeda (U); D. González, C. Castillo y Hernández (O’H).

Expulsado: 72’, Nicolás Guerra (U).

Revisa el compacto: