[VIDEO] Sebastián Abreu le hizo honor a su apodo: el DT rompió una pantalla del VAR en Perú

«El Loco», que dirige a Universidad César Vallejo, se molestó por la expulsión que sufrió por reclamar un gol del rival.

Por EL ÁGORA / Foto: CAPTURA DE VIDEO

Sebastián Abreu mostró toda su molestia en el fútbol peruano. El entrenador de Universidad César Vallejo se enfadó con el árbitro por validar un gol del rival, Asociación Deportiva Tarma, se fue expulsado y rompió una pantalla del VAR al salir.

Cuando se acerca el final del partido y su equipo iba ganando 1-0 con la anotación de Jairo Vélez a los 40′ en Trujillo, el juez dio 6′ de agregado, pero el partido se estiró más minutos y a los 90+9′ Hernán Rengifo marcó la igualdad.

El DT uruguayo le reclamó al árbitro el hecho y se enojó más cuando se validó la conquista en el VAR. Luego de eso, cuando se iba a reanudar el partido, «El Loco» pateó un balón a la cancha y le mostraron la tarjeta roja. Al salir aprovechó de romper el monitor de Video de Asistencia Referil.

Universidad César Vallejo también mostró su disconformidad con el arbitraje sin cuestionar la actitud de Abreu. En el comunicado se señaló que «el club expresa su profundo malestar por el mal arbitraje sufrido durante el partido con el Club ADT de Tarma. En dicho encuentro, el árbitro Augusto Menéndez adicionó 6 minutos de tiempo compensatorio, sin embargo, el partido se extendió sin razón alguna hasta el minuto 9».

Además, agregó que «solicitamos a la Conar, por transparencia, los audios del VAR que acreditarían la razón por la cual el árbitro principal hizo caso omiso a las advertencias de la primera asistente, Gabriela Moreno, la cual dio cuenta que, hasta en cuatro oportunidades, que se estaba jugando un sobretiempo fuera de lo reglamentario».

«Siendo así, por el bien del fútbol peruano, solicitamos que al árbitro Augusto Menéndez se le retire la categoría FIFA, dado que estos errores han sido repetitivos en su accionar a lo largo del torneo, perjudicando a los clubes y a la imagen del campeonato», cerró.

Revisa la reacción de Abreu a continuación: