(VIDEO) Tiroteo en universidad de Praga: 15 muertos y 25 heridos

Tras asesinar a su padre, un joven de 24 años irrumpió fuertemente armado en el recinto de la Univerzita Karlova, de la apacible capital de República Checa, y disparó indiscriminadamente sobre los estudiantes antes de ser abatido por la Policía.

Por EL ÁGORA / Fotos: AGENCIAS y TWITTER (X)

La ciudad de Praga vivió el jueves el tiroteo más trágico de su historia, cuando un joven de 24 años, luego de asesinar de varios balazos a su padre, ingresó con un arma larga equipada con mira telescópica a la Facultad de Filosofía de la Universidad Carolina (Univerzita Karlova) y abrió fuego contra los estudiantes y personal docente. En total, 15 personas murieron y otras 25 resultaron heridas de bala.

“Inspirado” en un terrible suceso similar ocurrido en Rusia, David Kozak desató el infierno a media tarde en la plaza Jan Palach, donde se ubica la Academia de Artes, Arquitectura y Diseño.

Estudiantes se parapetan en una cornisa para escapar de las balas.

Al oír los gritos y los disparos, decenas de estudiantes se encerraron en aulas o subieron a los techos para ponerse a resguardo, alejados de las ventanas y agazapados en cornisas situadas a lo alto de la fachada del edificio universitario, situado en una plaza céntrica.

Las autoridades llegaron al lugar y cortaron el tráfico de la zona. Una hora después, informaron que el agresor había sido abatido. Se trata de un estudiante de Historia Mundial que comenzó a disparar en el cuarto piso y después salió a la terraza desde donde apuntaba a las personas en la plaza, según relataron testigos.

Los disparos acabaron con la vida de un policía e hirieron a otros cuatro agentes, mientras las otras víctimas son todos estudiantes.

“Odio al mundo y quiero dejar atrás la mayor cantidad de dolor posible”, publicó esta semana el asesino en Telegram. El ataque premeditado comenzó en la mañana en el pueblo de Hostoun, fronterizo con Alemania, cuando el tirador mató a su padre, de 54 años, y dejó el cuerpo en su casa para posteriormente dirigirse a la universidad.

Kozak, que era propietario del arma que usó en el tiroteo y de un arsenal que tenía en su casa, había confesado que quería quitarse la vida. La Policía no ha comenzado aún la identificación de los cadáveres, entre los que hay varios extranjeros.

El presidente checo, Petr Pavel, quien se encontraba en París en visita oficial y regresó a toda prisa, se declaró “conmocionado por los acontecimientos… Quisiera expresar mi más profundo pesar y mis más sinceras condolencias a las familias y los amigos de las víctimas del tiroteo”.

Mientras, junto al ministro del Interior, Vit Rakusan, descartaron motivaciones terroristas en el atentado: “No hay ningún indicio de vinculación con el terrorismo internacional”, declararon en una rueda de prensa en Praga, en la que también participó el primer ministro, el conservador Petr Fiala.

Video grabado por un estudiante: