(VIDEO) ¿Ojo de halcón?: Acusan a David Nalbandian de espiar a su ex novia

El ex tenista argentino enfrenta un proceso por acoso sexual, hostigamiento y violación de domicilio luego de colocar una cámara de vigilancia en la habitación de la modelo Araceli Torrado.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Fotos: ARCHIVO e INSTAGRAM

El ex tenista argentino David Nalbandian enfrenta graves acusaciones de parte de su ex pareja, la modelo y locutora rosarina Araceli Torrado, quien lo denunció por acoso y hostigamiento, luego de ocultar una cámara en el domicilio que compartían en Buenos Aires con la intención de controlar sus movimientos.

El ganador de un Masters ante Roger Federer (2005) y que acumuló 11 títulos en su carrera en el ATP Tour, admitió en un audio la situación, por lo que la Justicia argentina reabrió el caso.

El ex deportista, de 41 años, estuvo casado hasta fines del año pasado con la farmacéutica Victoria Bosch, con quien mantuvo una relación de 22 años y que es la madre de sus dos hijos. Pero la pareja ya había tenido problemas de infidelidad de parte del tenista, a quien se le vinculó con la actriz Victoria Vanucci y con la también actriz, modelo y conductora de televisión Sofía Zámolo.

Entre septiembre de 2022 y julio de 2023, Nalbandian y Torrado, entonces de 29 años, vivieron un intenso romance.

El affair había sido bueno, admite ella, pero todo cambió cuando Nalbandian le propuso alquilar a su cargo un departamento en Buenos Aires para compartirlo. Ahí comenzó a hostigarla y tratar de controlar su vida social, pretendiendo incluso -según su testimonio- “intentar tener sexo, de manera brusca, con situaciones forzadas” durante un viaje a Estados Unidos.

Ella decidió terminar la relación. Pero el fanático de los deportes de alto riesgo (actualmente compite en rally), la siguió llamando por teléfono constantemente. Y la joven llegó a darse cuenta de que algo raro ocurría cuando él le preguntó si pensaba quedarse en la cama todo el día. Eso la llevó a descubrir, con ayuda de su hermano, la cámara espía en el ducto de ventilación del departamento y denunció el caso a la Policía.

Según consta en el expediente, “ella vivía en un departamento que alquilaban en el barrio de Palermo, donde el cordobés instaló o mandó a instalar una cámara conectada con cables, con posibilidad de monitorear las imágenes en vivo mediante un celular”.

“¿SOS UN DEGENERADO?”

Tras eso, la locutora lo encaró por intermedio de una llamada telefónica, que grabó, y en la que Nalbandian reconoce el delito. “¿Por eso ponés una cámara, para ver si yo me acuesto con otro? Cuando el otro día me dijiste que no sabías por qué yo no me quería acostar con vos…”, le dice Torrado.

Y el ex tenista le contesta: “No, no, no. A ver… ¿quieres que sea honesto? Sí, la puse ese día, la pusimos ese día. No la pude ver, porque no sé qué quilombo hay con Internet y no se puede ver, así que no vi absolutamente nada”.

“¿Con qué fin hiciste esto? ¿Sos un degenerado que querés verme en bolas cuando duermo, tenés morbo de verme con alguien o ver si traía chabones? Contame la posta”, le contesta Torrado. Y él le replica: “La posta es… Hay un montón de veces que no te entiendo. Con la única intención que fue, es de entenderte un poco más, de empatizar un poco más de alguna manera”.

La denuncia fue archivada dos veces por falta de pruebas (y la fiscalía sostenía que rogarle a una mujer para volver no es hostigamiento por violencia de género), pero la presentación de audios y de mensajes de WhatsApp de Nalbandian admitiendo los hechos, hizo que la Justicia aceptara la apelación de la denunciante, representada por el abogado Martin Olari Ugrotte.

El jurista señala que “hace varios meses que presentamos la denuncia por hostigamiento y acoso ante la Justicia contravencional porteña, pero el Ministerio Público Fiscal archivó la denuncia sin discutir los hechos. Así que volvimos a pedir ante el juzgado de primera instancia las medidas de protección y de prueba. El juez decidió rechazarlas y el 25 de octubre apelamos a la Cámara de Faltas y Contravenciones porteña, de donde la última novedad que tuvimos fue el 6 de noviembre, cuando nos notificaron que el pedido estaba en la secretaría general”.

Pide también “que se garantice la seguridad de Araceli, que a raíz de los hechos tuvo que dejar el domicilio que compartían y buscar refugio en otro lugar; por eso pedimos una restricción de acercamiento y prohibición de contacto”.

Después de estallado el escándalo, Nalbandian fue cortante con el diario Clarín: “Ya hay un dictamen del juez. Así que fíjense bien antes de hablar”. Consultado sobre el motivo por el que ahora salió nuevamente a la luz el caso, el nacido en Unquillo afirmó: “Quieren plata y fama”.

Los audios de la llamada grabada:

La modelo fue, durante dos años, novia del ex futbolista Juan Sebastián Verón.