Volvió Pellegrini a España y el Betis se rehabilitó

El cuadro sevillano venció 3-1 al Espanyol y recuperó la opción de participar en la Champions. En México se alegró Joaquín Montecinos, en Francia sufrió Gabriel Suazo y en Polonia llora Ángelo Henríquez.

Por EL ÁGORA

Buenas sensaciones tuvo Manuel Pellegrini, que debió realizar un viaje relámpago a Santiago. Al regresar a España, su equipo, el Betis, se rehabilitó ampliamente de la derrota sufrida a mitad de semana y recuperó sus opciones de participar en la Champions League, el objetivo principal del cuadro sevillano.

La victoria de 3-1 sobre el Espanyol, que nuevamente tuvo a Claudio Bravo en la banca, dejó al Betis compartiendo la cuarta posición de la tabla con Real Sociedad, superado por el ya inalcanzable Barcelona, el Real y el Atlético de Madrid. Su rival, a la vez, se mantuvo en el penúltimo lugar, con serio peligro de descender.

Comandados por William Carvalho, los dirigidos de Pellegrini disimularon adecuadamente las ausencias de Yassin Fekir (lesionado) y Sergio Canales (suspendido), que tanta falta le habían hecho en las dos últimas presentaciones (y derrotas) del equipo sevillano. Los albiverdes se pusieron en ventaja de 2-0 en el primer tiempo, con anotaciones de Azoye Pérez a los 27’ y Juan Miranda a los 34’. Un descuento de César Montes, que concretó de chilena a los 48’, puso algo de suspenso en el encuentro, pero William Carvalho, la figura del partido, sentenció el resultado.

El Diario de Sevilla alabó las decisiones del entrenador nacional: “Pellegrini sacó del campo a Borja Iglesias y modificó ligeramente el sistema para colocar a William Carvalho y Ayoze como pareja de delanteros, con Rodri jugando en la izquierda en una línea de cuatro con Luiz Henrique, Guido Rodríguez y Guardado. Acierto total del ingeniero en su interpretación del juego”.

Revisa el compacto:

GARY MEDEL SIGUE COMO SUPLENTE

El seleccionado nacional ingresó en el minuto 88 en la igualdad entre el Bologna y el Milan (Sansone para el local, Pobega para el visitante). Lo preocupante es que Medel no juega como tutular en Italia desde el 9 de enero, en la derrota con Atalanta. Ya suma nueve partidos en la banca.

Bologna marcha en el octavo lugar, con 44 puntos. Mientras que el Milan sigue cuarto, con 53, porque aprovechó la sorpresiva derrota del Inter frente al Monza.

En tanto que en la Championship, la segunda división de Inglaterra, Ben Brereton jugó 72 minutos en el empate sin goles entre el Blackburn Rovers y el Hull City. El equipo del chileno alcanzó las 63 unidades, ubicándose en el sexto lugar de la tabla e ingresando con lo justo a la liguilla de ascenso.

EL DRAMA DE ÁNGELO

Mientras tanto, Ángelo Henríquez tendrá este lunes la posibilidad de terminar la sequía goleadora que comenzó el 19 de febrero, cuando anotó de penal. Fue la última vez que lo abrazaron y la última vez también que su equipo consiguió una victoria.

Desde entonces, el Miedz Legnica, que participa en la liga polaca, cayó en un foso futbolística que le ha costado pasar cinco fechas sin ganar y lo tiene luchando por no descender.

Henríquez ha anotado siete goles esta temporada, pero no han servido de mucho. El Miedz Legnica está último en la tabla de posiciones con 20 puntos, seis menos que el Lechhia y once menos que el Zaglebie Dubin, faltando seis fechas para el final del campeonato.Su situación es tan complicada, que podría quedar condenado al descenso este lunes cuando enfrente al Stal Mielec, que va décimo.

LA ALEGRÍA DE JOAQUÍN

Muy distinta es la situación de Joaquín Montecinos, que fue alabado en México por sus últimas actuaciones. El viernes, su equipo, el Tijuana, logró una valiosa victoria de 2-1 sobre Mazatlán como visitante.

El exdelantero de Audax Italiano había manifestado en la semana que se sentía muy decepcionado por su rendimiento en el campeonato azteca. “Venía de Chile con el ánimo de disputar cosas importantes y no he conseguido nada, por lo que me siento muy avergonzado”, dijo.

También resultó muy aceptable el rendimiento de su compañero Nicolás Díaz, que se desempeñó como zaguero central y recibió tarjeta amarilla.

EL PORRAZO DE GABRIEL

El viernes también, otro chileno sufrió en Europa. El Toulouse, el equipo en el que se desempeña Gabriel Suazo, cayó por 1-2 en casa frente al Lyon.

El exlateral de Colo Colo cumplió su peor actuación desde que llegó a Francia y fue sindicado como culpable de la derrota por cometer un penal que significó la apertura de la cuenta y después por perder un balón en la salida, lo que derivó en el gol de la victoria para el equipo visitante.