Wimbledon: un partidazo de Nico Jarry, pero no alcanzó

Pese a perder 6-3, 6-7 (6), 6-3 y 7-5 con Carlos Alcaraz, el número uno del mundo, el tenista chileno demostró estar al mismo nivel del murciano, quien tuvo que luchar hasta el último punto para sacar adelante el partido.

Por SERGIO RIED / Foto: ATP

Antes de entrar a analizar la notable actuación del chileno, es necesario referirse a la programación de la cadena ESPN, que cortó el partido entre el número uno del mundo y un latinoamericano, para dar el final de Medvedev-Fucsovic y luego un aburrido duelo entre las rusas Aryna Sabalenka y Anna Bliskova. ¡Inaudito!

GRACIAS EUROSPORT

La cadena europea nos permitió ver la monumental actuación de Nico Jarry frente al mejor tenista del mundo. Y de paso disfrutar del tenis de nuestro número uno, que en ningún momento se mostró inferior al hispano.

Con su habitual saque letal y una derecha que sigue mejorando día a día, como el mejor de los vinos, el nieto de Jaime Fillol le dio dura batalla al mejor del planeta.

Un quiebre de su saque, le costó el 6-3 del primer set y un tiebreak de miedo en el segundo, que ganó 8-6 dejó las cosas igualadas a una manga por lado.

MONUMENTAL NICO

Pese a una leve caída física, producto de sus tres días seguidos en cancha, el chileno siguió exhibiendo su mejor cara en el tercer set, que perdió 6-3, por un quiebre de su saque en el siempre fatídico séptimo game.

Ahí se pensó que Carlitos tenía el partido en el bolsillo, hasta que nuestra Torre de Vitacura quebró de entrada el saque del español para ponerse en ventaja de 3-0. Ventaja que fue acortada por Alcaraz, que recuperó el quiebre para llegar a un empate a 5 games. Y allí fue dónde Nico tuvo la mejor ocasión de llevarse el set, cuando tuvo dos ocasiones de ponerse en ventaja de 6 -5. Pero por algo Carlitos es el mejor del mundo y se repuso para sellar la contienda con un 7-5.

Notable la actuación de Nicolás Jarry, que sorprendió al mundo del tenis, demostrando ser uno de los mejores tenistas del momento.

Ahora a disfrutar de su nuevo ranking y seguir escalando hasta la cima, algo que Nico demostró que está en sus manos.