Y parece que fue ayer: la radio en Chile cumplió 100 años

  • La primera transmisión radial se realizó el 19 de agosto de 1922, desde la casa central de la Universidad de Chile y sólo la escucharon, a pocas cuadras, 200 personas.

Lo cierto es que la historia de la radio comenzó en 1887, cuando el físico alemán Heinrich Hertz detectó radiación electromagnética a partir de cargas eléctricas poderosas. Sin embargo, su desarrollo se debió a gente como Oliver Lodge, quien en 1894 transmitió y recibió ondas para representar los puntos y rayas del código Morse, o el profesor ruso Alexander Popov, que estableció las bases de las modernas antenas o el italiano Guillermo Marconi, quien basado en estos trabajos y en los de Nikola Tesla, desarrolló comercialmente el invento.

En Chile todo partió el 19 de agosto de 1922, para ser más precisos, a las nueve de la noche de ese día, cuando desde la casa central de la Universidad de Chile se emitió la primera transmisión radial en Chile, aunque alcanzó sólo unas pocas cuadras, exactamente hasta el hall central del diario El Mercurio, en ese entonces ubicado en la esquina de Compañía con Morandé, donde unas 200 personas tuvieron el privilegio de asistir a un hecho histórico.

Claro, cumplir 100 años es para celebrarlo. Y si aún estuvieran vigentes, estarían esperando festejarlos el 2023, la Radio Chilena, la primera estación en nuestro país, y la Radio Cerro Alegre, de Valparaíso, que fue la segunda, pero la primera en provincias.

Hoy, y pese a todos los avances, la radio sigue siendo uno de los más importantes medios de comunicación de masas, sin perder su vigencia en el tiempo. Y el de mayor credibilidad para la ciudadanía, como lo expresa Óscar Cáceres, conductor del noticiario Aquí y Ahora, de Radio Inicia en cadena con Radio Corporación.

Tras Radio Chilena y Radio Cerro Alegre vinieron más iniciativas como ésas, y ya en la década del 30 surgieron cerca de 70 emisoras. Algunas aún existen, aunque con otro nombre, como la Radio Hucke, hoy Nuevo Mundo. Y otras que hoy siguen vigentes, como la Sudamericana, que ya tiene 93 años, la Agricultura y la Cooperativa.

Y pese a que en sus inicios la radio estaba más dedicada a lo musical, en 1939 todo cambió, porque su importancia fue más allá, ahora como un medio informativo, por el terremoto de Chillán y la Segunda Guerra Mundial.

Antes de la irrupción masiva de la televisión, la radio era un protagonista indispensable en la vida de los chilenos. No había un hogar donde no estuviera presente un aparato de radio. Música, radioteatro, entrevistas, noticias, el mundo en un pequeño aparatito.

Estos 100 años están llenos de historias, hazañas, múltiples situaciones donde los hombres de radio desafiaron toda clase de problemas para cumplir con su misión de informar al país. Recuerdo muy claramente la anécdota aquella de la lucha entre los hermanos Gómez López, José y Mario, por transmitir lo que ocurría en la mina «Flor de té», en Andacollo, donde el 19 de febrero de 1964 quedaron sepultados siete mineros. Me contaron que Mario, el famoso “reportero y su grabadora”, consiguió un helicóptero para conectar los cables y llegar con un micrófono al fondo de la mina. Fue increíble para todo Chile escuchar la voz de uno de los mineros sepultados. Y a través de la radio.

O como ese audio que sigue escuchándose, con las últimas palabras del Presidente Salvador Allende desde La Moneda, el 11 de septiembre de 1973, en un mensaje… por las ondas de la Radio Magallanes: “mucho más temprano que tarde de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre”.

Justamente, de la inmediatez de la radio, de su credibilidad y su importancia como compañía permanente, nos habla el periodista Mario Cavalla, organizador del ciclo de conversatorios “Un siglo de compañía: 100 años de radio en Chile”, que ya lleva tres sesiones en el Museo del Sonido y que este miércoles tendrá el cuarto y último, a las 19:00 horas, con el tema “La radio y el entretenimiento”.

Hacia mediados del siglo XX Chile contaba con más de 100 radios, todas transmitidas en Amplitud Modulada. Y desde la década de 1960 la radio experimentó una nueva evolución, con la aparición en 1962 de la radio El Conquistador, la primera emitida por Frecuencia Modulada, monopolizando la transmisión de música a partir de 1970, mientras la AM mantenía sus programas de información y de contacto con sus auditores.

Finalmente, añadir un aporte de Joaquín Toro Sánchez, que nos cuenta que “la historia de las radioemisoras, periodistas, locutores y radiocontroladores, está siendo rescatada, preservada y guardada para siempre en el programa ‘Mundo radio’, de UCV TV, de fácil acceso en YouTube, y que conduce el periodista Alberto Felipe Muñoz, con el apoyo de la Asociación de Radiodifusores de Chile, Archi”.