Y se hizo justicia: Wanderers a Primera División


El Consejo de Presidentes de la ANFP decidió, además, que San Marcos de Arica ascienda a la Primera B. El otro ascendido al fútbol mayor saldrá de una liguilla cuyo ganador deberá definir frente a Deportes La Serena.


Wanderers, como campeón de la Primera B, asciende a Primera A el año 2020, al paso que San Marcos de Arica, declarado vencedor del torneo de Segunda División, asciende a la Primera B. Esos fueron los principales acuerdos a que se llegó tras un Consejo Extraordinario de Presidentes llevado a cabo la tarde de este viernes en la sede de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional
(ANFP).
Acuciado por protestas de los hinchas, y con recursos en los Tribunales de Justicia, el fútbol profesional chileno optó por zanjar un problema de injusticia deportiva que claramente podía escalar, con insospechadas consecuencias.
La única institución que no quedó del todo conforme tras las resoluciones tomadas fue Deportes Colchagua, que como segundo del torneo de Segunda División aspiraba a ingresar al fútbol profesional como integrante el año próximo de la Primera B. Su petición, sin embargo, fue desoída por la dirigencia.
Para facilitar el ascenso de Wanderers, y restituir la justicia deportiva, el Consejo acordó que la institución porteña continuará recibiendo los 85 millones de pesos que, como ex integrante de la Primera B, le corresponden de los dineros que reparte el Canal del Fútbol. Otros 50 millones, le serán aportados mensualmente por las demás instituciones de la Primera A.
Aparte, se le aseguró al club porteño una serie de tres encuentros amistosos frente a Universidad Católica, Universidad de Chile y Colo Colo.
El segundo club ascenderá luego de una liguilla entre los cuadros mejor ubicados de la Primera B, enfrentándose el ganador de ese mini torneo en un encuentro definitorio frente a Deportes La Serena, escolta de Wanderers en el Campeonato Nacional.
Se acordó, sin embargo, que el próximo año serán tres los clubes que desciendan a la Primera B, al paso que sólo ascenderá uno a Primera A. De ese modo, en 2021 se volvería al formato de 16 clubes participantes en el torneo mayor del fútbol nacional.
Tras el Consejo y los acuerdos, los timoneles de los diferentes clubes se manifestaron muy conformes con las resoluciones tomadas, señalándose en forma unánime que “se había restituido la justicia deportiva”.
Cabe señalar que existen, sin embargo, temas pendientes, y que dicen relación con la participación internacional de los clubes nacionales en las próximas copas, tanto Libertadores como Sudamericana.
Unión Española y Universidad de Chile, como semifinalistas de la Copa Chile, aspiran a ocupar uno de los cuatro cupos que tiene el fútbol chileno en la Libertadores.

Podría definirse a través de un partido entre ambos, pero se está a la espera de una respuesta de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), para que esta se pronuncie hasta cuándo puede esperar esa hipotética definición previo al sorteo del certamen.