Ya es recurrente en el fútbol femenino: partido no se jugó por falta de ambulancia

El duelo entre Unión La Calera y San Luis de Quillota fue suspendido por la ausencia de un vehículo de emergencia.

Por EL ÁGORA / Foto: TWITTER

Suma y sigue. Como se ha hecho costumbre en el fútbol femenino de nuestro país, se suspendió un encuentro que estaba a instantes de comenzar, con todas las protagonistas listas para dar el puntapié inicial. Sin embrago, el partido entre Unión La Calera y San Luis, por el ascenso, no cumplió con el protocolo y no se pudo disputar por la ausencia de la ambulancia en el recinto deportivo.

El duelo estaba programado para las 10:00 horas de hoy, pero no se jugó porque el vehículo de emergencia, que exigen las bases del Campeonato Nacional Femenino, llegó tarde al Estadio Jorge Hidalgo. La ambulancia arribó al recinto 15 minutos después de lo establecido en el reglamento. 

La responsabilidad recae completamente en cuadro de La Calera, en su calidad de anfitrión, arriesgando incluso los puntos de este frustrado compromiso. 

El 19 de junio, en el duelo programado entre Wanderers y Melipilla, ocurrió una situación idéntica: fue suspendido por falta de ambulancia. Posteriormente se determinó declarar perdedor, por un resultado de 0-3, al equipo de Valparaíso.  

Además, en esa misma fecha, no se disputó el encuentro entre Deportes Temuco y Ñublense porque no llegaron los árbitros. Y el duelo entre Deportes Puerto Montt y Santiago Morning fue dirigido sólo por el juez central, es decir, sin cuarto árbitro y sin jueces asistentes.

A las situaciones anteriores se deben sumar los escenarios en el que se desarrollan algunos partidos del fútbol femenino, con campos de juego que más bien parecen potreros.

¿Dónde quedó el respeto?